ISHVARA PRANIDANATVA

Honrar lo Divino

Cantar mantras es una de las formas más hermosas de honrar lo Divino.

Tanto las antiguas escrituras de la India como los maestros espirituales contemporáneos sostienen que, en nuestros tiempos, el camino más directo hacia la felicidad espiritual es a través de la devoción hacia lo Divino, en cualquiera de sus manifestaciones. Al igual que todas las tradiciones espirituales, la filosofía de la India fomenta el canto de los llamados nombres sagrados como una manera de reverencia y acercamiento a lo Divino. No se trata de otra cosa que de plegarias con música, o mantras musicalizados.

La palabra “Yoga”  deriva de la raíz sánscrita “yug”, que significa religar, unir, y apunta básicamente a generar una reconexión de nuestro ser con el plano espiritual y divino. Encontramos diferentes tipos de yoga presentados a lo largo de las escrituras Védicas: karma-yoga, jñana-yoga, ashtanga-yoga, y bhakti-yoga

El Mantra Yoga es una rama básicamente utilizada en la tradición del bhakti, con el objetivo de establecer un vínculo y sentimiento de amor puro entre el alma individual y la divinidad.

La palabra “Mantra” se puede dividir en dos sílabas: “Man” (mente) y “Tra” (liberación),  el Mantra Yoga podría traducirse como “la manera de establecer un vínculo con lo divino a través de sonidos que purifiquen y liberen a nuestra mente”. Los mantras son sutiles estructuras de resonancia y frases sagradas que expresan intención y pensamiento como sonido. En cierto modo, se trata de una forma parecida a una plegaria. Son el vehículo entre la conciencia y el sonido que se manifiesta. Poseen amplios poderes de transformación y elevan la vibración de nuestro campo electromagnético.

Vale la pena recordar que uno de los objetivos de todas las prácticas espirituales es el de concentrar la propia mente en un punto elevado, que nos permita quitar la atención de las cuestiones mundanas innecesarias, para así acercarnos a la Divinidad, o si se prefiere, para acercarnos a nuestra verdadera esencia, que yace debajo de toda la vorágine de la mente, siempre abrumada de estímulos externos.

La clave de esta práctica está en la repetición constante y grupal del canto.

Las palabras de estos cantos nos llevan hacia adentro, y mientras nos entregamos a la experiencia, la experiencia nos cambia. Estos cantos no tienen otro significado que la experiencia que obtenemos al hacerlos. Vienen de la tradición hindú, pero no se trata de ser hindú o de creer nada de antemano. Se trata solamente de hacerlo y experimentarlo. No debes unirte a nada, es solo cuestión de sentarte, cantar, dejarte llevar y sentir.

Desde el año 2007, luego de un gran cambio en mi vida, comenzaron  a abrirse nuevas cosas entre ellas, y para mi sorpresa, el canto.

Sin haberlo soñado alguna vez ni creer que era buena haciéndolo, la música que estaban haciendo mi hermano Matias Cosentino junto a  Matias Cordova y Prem Akara me inspiraba a cantar y así comencé a hacerlo. Sentía un gran impulso por cantar esa música devocional que me movilizaba y abría en mí, cosas aún no experimentadas antes. Me dejé llevar por esas sensaciones y comenzamos a componer muchos cantos mántricos en español combinándolos con mantras en sánskrito, descubriendo así el mundo del Bhakti Yoga.

dharma1En ese entonces comenzamos a llamarnos Dharma. Juntos hicimos varias presentaciones y gracias a la sincronía perfecta, en el 2009 grabamos nuestro primer disco llamado Para lo Alto donde quedaron registrados varios de esos hermosos cantos.

En el 2008 llegó Prem Baba a nuestras vidas y con él la fuerza de los mantras en sánscrito. Fue luego de nuestro viaje a India, a principios del 2010, que realmente los mantras se instalaron en nosotros. Todo comenzó a transformarse y pasamos a establecernos finalmente como Ambika en el 2013. Este año tocamos en centros de yoga por Zona Norte, Capital Federal y en Rosario y Uruguay.

En Agosto 2015 lanzamos nuestro primer disco Mantras Universales de Ambika. Mientras, continuamos haciendo distintos encuentros y círculos de mantras, si te interesa participar de alguno o que hagamos uno en tu espacio,  dejame tu contacto.

PARA CONCERTAR ENCUENTROS O CONSEGUIR EL DISCO